Se trata de un certificado en el que se exige la acreditación de la persona física o jurídica ante la autoridad encargada de expedir el certificado electrónico. Es un tipo de certificado por tanto en el que queda contrastada la identidad de su titular ante la Autoridad de Certificación, que responde ante terceros de la identidad de su titular.