Que las empresas acrediten ante cualquier tercero o autoridad que sus documentos electrónicos se han conservado íntegros y sin cambios desde la emisión de una constancia de conservación de mensajes de datos NOM151 por un PSC, aportando seguridad jurídica a las relaciones comerciales y contractuales entre partes.